Prácticas transnacionales en familias de retorno


Gloria Ciria Valdez Gardea

La participación de niños y de jóvenes en la migración internacional ha sido analizada como un fenómeno reciente, principalmente a partir de la búsqueda por la reunificación familiar y mejores opciones de trabajo y educación. Cabe decir que los menores no conforman un grupo homogéneo, muchos de ellos, especialmente los jóvenes entre 16 y 18 años de edad ya son padres o madres de familia y tienen la responsabilidad de la manutención a sus hijos. Algunos jóvenes de esa edad expresan que la decisión de migrar obedece a la necesidad de contribuir a la economía familiar por ser hermanos mayores. La gran mayoría de los jóvenes que participan en la migración internacional provienen de comunidades del sur y el centro del país.

Los menores migrantes participan de diversas maneras en la migración internacional. Por ejemplo, los menores que se quedan en sus lugares de origen mientras sus padres, o alguno de ellos migra hacia el vecino país; los menores que solos o acompañados migran hacia la frontera norte para intentar el cruce; los menores que nacen en los Estados Unidos, hijos de padres migrantes; y actualmente, los menores que retornan a nuestro país por diversas razones. En los últimos cuatro años las escuelas de Educación Básica en Sonora han presenciado la llegada de niños y jóvenes mexicanos procedentes de Estados Unidos, quienes voluntariamente o no han retornado a nuestro país. Los menores regresan a México algunos acompañados por sus padres y hermanos, otros con parte de la familia o con familiares. El retorno entonces resulta para ellos un cambio importante en su vida social y cultural. En entrevistas que hemos realizado, algunos padres de familias han comentado que la crisis económica en el vecino país afectó severamente a la economía familiar y que era insostenible mantener a la familia en ese país. Otros opinan que con la presión ejercida por las políticas antinmigrantes especialmente en el estado de Arizona, hizo que muchos de ellos decidieran regresarse; algunos padres de familias entrevistados fueron deportados por las autoridades lo que originó mandar traer a la familia ahora de norte a sur. Cabe mencionar que según datos de la SEC en Sonora, casi el noventa por ciento de estos menores provienen del Estado de Arizona.

Son varios los desafíos que los menores y sus familias enfrentan al retornar especialmente aquellos que regresas intempestivamente por que fueron deportados y no pudieron preparar su viaje. Algunas familias regresan sin capital económico y sin sus pertenencias. Las redes sociales formadas en Estados Unidos han apoyado el envió de las pertenencias a nuestro país especialmente de papeles escolares.

*Profesor-investigador de El Colegio de Sonora. gvaldez@colson.edu.mx


Scroll to Top